♡NO ME ESTOY DESPIDIENDO♡



“De amor uno se muere tantas veces
Que hasta aprende a resucitar y a levantarse
Y vuelve a decir: “TE AMO”,
Suicidamente…”

-Andrés Castuera.

Estas mirándome a través del espejo, tratando de parecer tranquilo, tratando de convencerme de que fue algo de una sola vez, insultando mi inteligencia, recordándome que no la has podido olvidar.

Finjo que duele menos de lo que crees mientras sangro por dentro, siempre me miras con esos ojos de ángel que mienten tan bien y trato de entender cuál es la razón por la que sigues prendado de sus besos, pero no me das razones y me haces creer que no pasará de nuevo.

Éramos muy jóvenes cuando nos vimos la primera vez y caímos enamorados en el momento incorrecto, cuando tú cargabas mucho de tu pasado y yo ansiaba el futuro. Corriste la silla para mí y preguntaste si podías tener una fotografía mientras sonreías, siempre me pregunte cuanto tiempo tendría antes de caer [¿?].

El cielo se torna rosa y aun huele al café de caramelo que tanto te gusta, no es una novela romántica y no se parece a una película de amor, estas engañándome nuevamente sin razón…

¿Recuerdas como trataba dejarlo pasar?

Estas amando sus recuerdos incluso en sueños y me haces dudar si es mi culpa o solo eres tú tratando de olvidar; me tienes intrigada con todo el misterio que la recorre y la razón por la que me amas solo a ratos, no sé cómo amarte de vuelta con todos estos escalofríos raros.

Tienes nuestras fotos regadas en el piso y no me das la cara, pareces confundido, ¿Cuánto tiempo va a durar este juego retorcido?.

Posiblemente todo el tiempo has estado jugando a rehacer su memoria y yo me he prestado sin entender cómo mantener vivo el recuerdo de una fulana que se largó y te dejo el corazón partido.

Puede que me vaya al fin.

Te sientes asustado porque esta vez no me estoy despidiendo, solo estoy haciendo mis maletas y te das cuenta por primera vez que la situación se está convirtiendo en una montaña rusa peligrosa que no para de bajar.

Me prometo que no volveré.

Te miro a través del espejo y ya no me pareces tan especial, solo eres otro intento de artista con una increíble forma de mentir más en la ciudad y estoy yéndome antes de que me tientes a regresar.

Ahora sé que puedes quedarte con la señorita perfección que regala besos a los caballeros por una par de pesos mientras juega con sus corazones solo para sentir su propio abrigo y un poco del desosiego que produce en ellos.

No estoy feliz, no puedo mentir, te estoy dejando a ti y todos sus recuerdos… tú no puedes huir, pero yo me fui de allí.

“Te extraño, pero no te quiero de regreso;
Sólo quiero que lo sepas, para que
Tengas en cuenta que te pienso,
Sin necesitarte a mi lado”

Melanie G.

Share this:

JOIN CONVERSATION

    Blogger Comment