CARTA ABIERTA: VOLVER A CREER.



“Y ojalá que mañana- en cuanto abras
Los ojos-tengas presente que alguien, sin
Importar donde estés, agradece con el alma
El solo hecho de que existas”
Estefanía Mitre.

Hace mucho tiempo que no encontraba algo alrededor que captara mi atención y en una mañana soleada colisioné con esa bonita mirada.

Ahora siento que al fin reconozco mis sonrisas en las fotos y agradezco a Dios por hacer que te cruzaras en mi camino [y me enseñaras estadística] me siento afortunada y no me importa el tiempo que permanezcas conmigo porque has hecho del presente un regalo invaluable.

Ni siquiera soy capaz de usar todas las palabras en mi cabeza para retribuir un poco de lo que le has dado a mi mundo, para agradecer por los momentos interminables de tranquilidad, por hacer que una persona como yo, que ya había perdido la fe en el amor y  en la honestidad se encontrara en frente de un gran paisaje escuchándote tocar la guitarra y sintiendo que puede volver a creer.

Me ilusionas sin parafernalia y me seduces sin palabras porque encuentro una mente que en segundos  me hace derretir, sé que no estarás para siempre porque mi karma es enamorarme de un viajero, pero nuestro pequeño infinito es casi tan grande como las sonrisas que produces en mí.

He aprendido a atesorar las canciones que cantas para mí y el tiempo que es el mejor regalo que alguien me ha dado, eres el ser humano más transitorio que he hallado en el camino y todos los días le pido a Dios que te cuide, que me regale más horas a tu lado y que me deje ver un guiño de tu destino.

Gracias por no preguntar, por no pretender entender, por iluminar mi mundo en un momento en que todo estaba oscuro y desolado, por no necesitar saber qué me producía angustia y por las memorias que me regalaste en lugares que no quería volver a visitar.
Melanie G.
23.03.2016

Share this:

JOIN CONVERSATION

    Blogger Comment