Confesiones Nocturnas: Lo siento.




Lamento no haberme dado cuenta a tiempo que eras honesto y que tus palabras contenían muchas promesas que no necesitaban ser pronunciadas, lamento no haberme tomado en serio las confesiones y haber olvidado las madrugadas hablando de nada… pero siempre hablando.

Lamento haber olvidado lo importante que era todo y haberme envuelto en un caos terrible por elección propia.

Casi siento la necesidad de llamar de nuevo y decir que lo siento por reírme de la situación y quitarle importancia aun cuando todo lo que hiciste fue darle luz a mi camino.

Durante mucho tiempo he pensado en disculparme por no ponerme en tu lugar y molestarme cuando me llamaste la atención por tomar malas decisiones. Todo el mundo sabía que eras la elección correcta pero soy experta en correr de los caminos seguros y hacer un caos de todo; créeme ahora no me siento orgullosa de eso.

Paré de huir de todo, me conozco mejor y aunque he aprendido un montón acerca de todos, incluso de mí, a veces quiero llamarte y salir por ahí, para delirar juntos y ver como compras boletos falsos de viaje solo para demostrarme que aún me puedo ilusionar, para delirar juntos y hablar de tonterías sin parar.

Me he dado cuenta que tengo muchas memorias divertidas para contar de ti, pero no quiero compartirle al mundo nada de lo que hablaba y pensaba mientras estabas junto a mí.

Lamento que todavía recuerdo la broma que hicimos acerca de un 3 de octubre y viajes a Bora Bora, lamento no haberme dado cuenta a tiempo. Lamento que todavía me trates igual aun cuando yo no dije lo siento a tiempo.

Suspiro anhelando el día en que te molestes conmigo porque sé que lo merezco, pero todo este tiempo has sido un caballero, aun cuando la vida te hizo un favor al quitarme de en medio.

Lamento los malos tiempos y agradezco los buenos momentos.

Melanie G.

Share this:

JOIN CONVERSATION

    Blogger Comment