Me gusta la gente que ama y se deja amar.




  

“Me gusta la gente auténtica.
Me gusta la gente que es coherente con lo que dice y hace.
Me gusta la gente que te deja alguna enseñanza.
Me gusta la gente sin estrategias.
Me gusta la gente que ama y se deja amar.” 

¿Quién creería que mis noches de ensueño se convertirían en noches sin sueño?

Estoy a punto de olvidarte y de seguir con mi vida, estoy en ese momento en el que siento que te deje en el pasado y vuelvo a sentir el miedo, la ansiedad y resulta cómico verme desde adentro. Todas las veces que he tenido que comenzar de nuevo, es como si me hubiera convertido en una experta en reinventarme; sin embargo ahí estas tú en cada uno de mis nuevos capítulos, justo cuando me convenzo de que lo que tengo no tiene nada que ver contigo aparece algo o alguien que me hace recordar.

¡Esto ni siquiera es un reproche! Es más como que estoy cansada de creer que estoy perfecta y después me doy cuenta que estoy llena de grietas, y te entiendo ¡Juro que lo entiendo! Entiendo el dolor que sentiste cuando todo se terminó y pronto pensaste que algo podría funcionar entre los dos.

Y dije aquella noche de dolor que o me querías de verdad o debías dejarme ir pero no fue así, no es así… No te quedas ni te vas, eres intermitente y estoy perdiéndome de tanto.

Alguien me está mirando realmente a los ojos, me está escuchando de verdad, cree que soy divertida, ruidosa, pensativa, una mente intrépida y me hace sentir atrevida, pero estoy haciéndole perder el tiempo como lo hice en el pasado con otros más.

Me molesto conmigo porque no se suponía que serias importante para mí, me gustaba creer que serias transitorio y que cuando al fin todo terminara nos reiríamos de todo y llegaría la despedida. Solía creer que me divertiría y que probablemente curaría tus heridas, pero todo termino y mi pequeña mente Carpe Diem olvidó que debía seguir adelante.

Ya no me duele lo malo, lo que hería, ahora me duele todo lo que me hacía feliz, todo por lo que reía, porque se siente como si hubiera vivido una mentira.

Se supone que estoy en el mejor momento de mi vida, todo está en su curso, todo brilla y las personas a mi alrededor piensan que mi vida es una maravilla, pero extraño el caos que eres, extraño los momentos en que creía que me mirabas a mí porque sentía que veías a través de mis paredes.

Estoy sonriéndole a todas estas personas haciéndoles creer que estoy bien ¡que mi vida es tan feliz! pero basta una mirada REAL para darse cuenta que no es así.

Y no se trata de “gustar” porque me aburro fácil, se trata de que no eres fácil de olvidar y que probablemente ese sea mi karma. Ahora, no tienes por qué preocuparte puedes irte tranquilo a la cama.


Melanie G.

Share this:

JOIN CONVERSATION

    Blogger Comment