Un poco más tranquila y silenciosa.



Me estoy sintiendo realmente bien, escuchando a Kase O, mientras veo llover y recuerdo todo lo bueno por primera vez para bien.

Me gusta saber que la nostalgia me hizo escribir a través del dolor y que me conocí mucho mejor, ahora soy más yo que nunca, conocí mi propio otoño y mi propia primavera y aunque no sé qué será del futuro estoy lista para volver a ser mi propia guerrera.

Mucho más confiada, con el alma tranquila y ya nada enfadada.

Sabiendo que nada será igual, pero con el impulso que me faltaba para aprender a decir que sí.

Por primera vez en muchos días me sentí feliz, sé que es momentáneo pero todavía estoy aquí. Estoy disfrutando los buenos recuerdos que hice junto a ti, pasando la página y encontrándome a mí.

Mi lista de reproducción cambió, mis libros ya no son los mismos, deje de buscar líos y aprendí a escucharme a mí, porque volver a casa no es tan grave, ya sabes hay muchos allí afuera que no tienen un lugar al que ir.

Me estoy volviendo más tranquila, más silenciosa, me siento un poco sorprendida y afectiva, agradeciendo a la vida por las personas que no se fueron cuando hasta yo soñaba que me iba.

Estoy amándome sin miedo y sin prisa, volví a escuchar la radio, deje de leer revistas, he disfrutado del arte, y he gastado un poco de mi tiempo divirtiéndome al mirarte.

He vuelto a andar en tren y a imaginar la vida de quien va frente a mí, a imaginar su ayer y lo que hará después.

He hablado con personas que no conozco, he escuchado parte de sus historias y me he acordado de ti porque nunca has juzgado al otro, ni a sus memorias.

Deje de odiarme al equivocarme y ahora sé que no soy perfecta, me he cuestionado el concepto de humildad porque desconozco su importancia y no sé si algún día disfrute de ella.

Aunque sé que no durará para siempre me siento en calma, la lluvia me hace sentir tranquila, Rafael Lechowski me hace el off de la vida en este momento y disfruto recordar tu furia casi tanto como a tu sonrisa.

Nada me molesta demasiado y me hace preguntarme si estoy anestesiada o me encuentro en estado inerte, ja ¡Qué sé yo de vivir ausente!...


No me importa la importancia y aunque no soy humilde carezco de arrogancia, me estoy construyendo desde cero y de testigo está este cielo.

                                                                                                                    Melanie G.

Share this:

JOIN CONVERSATION

    Blogger Comment