“Close your eyes and enjoy the roller coaster that is life”






Cuando escuche que aceptamos el amor que creemos merecer en una película que mis amigas adoraron, no me pareció trascendental, pero ahora que me siento melancólica mientras escucho “Training Wheels” de Melanie Martínez y tomo té de manzanilla caliente para calmar la gripe, pienso que probablemente es la cosa más cierta que he escuchado en mucho tiempo.

Probablemente me siento de esa manera porque últimamente he tenido que sobrepasar muchas pruebas en el departamento amoroso o puede ser que me he detenido el tiempo suficiente para ver cuán condenadamente superficiales somos, juzgamos al otro con tanta facilidad casi de la misma manera que compramos la puesta en escena que nos vende otro.

Como el resto de la humanidad (creo) no sé qué sucederá en el futuro conmigo en ningún aspecto, menos en el afectivo/emocional/amoroso, pero puedo decir con certeza que esta no será la última vez que escriba algo referente a esto.
No soy una experta en este tema, en realidad no soy una experta en nada, pero si pudiera aconsejar algo a esa mirada triste que se encuentra detrás de una pantalla diría que dejes de pensar tanto y simplemente vivas el momento, es cierto que nadie quiere vivir intranquilo con las decisiones y/o relaciones, pero es lo único que puedes hacer, “cierra los ojos y disfruta de la montaña rusa que es la vida”.



Melanie G.

Share this:

JOIN CONVERSATION

    Blogger Comment